Installaciones Del Arte
Comer rápido, comer lento, ...
El mundo, su muerte y el ...
Cestas Asiaticas
El baile de las gabardinas ...
Gansos en el cielo y ...
El ser humano y su cerebro
El mundo, su muerte y el cerdo

Nosotros somos el mundo - no lo hemos hecho.
Fue el estallido, la detonación, fuego, humo,
explosión de la nada, del Universo.
El creación, nacimiento - comienzo.
En alguna parte alli fuera de la nada.
Mucho más tarde vinimos nosotros, y con nosotros, el tiempo.
Edad de Piedra, Edad del Hierro, Edad de Brance,
tiempo de la electrónica,
mucho tiempo, ningún tiempo, tiempo final.
El mundo, el agua, el mar. Alrededor el campo y
las montañas de piedra.
El bosque, la pradera, el pantano – el espacio sin fin, las llanuras y alturas hasta el cielo.
El primer animal, el hombre, la gruta donde el vive y
donde empieza su vida hogareña.
Un animal evoluciona hasta un cerdo, y un amigo, un ayudante y un amuleto, un mantenedor, un acompañante, un calentador.
El mundo florece, cambia, crea, engrandece, incrementa y muere.
El mundo se abre a nuevas metas, construye, produce, inventa.
El mundo necesita espacio. Coge las praderas, los bosques, los rios, coge su propio ser.
Construye casas, fábricas, construye carreteras, máquinas, construye y obstruye.
Coge la vida de los animales, de las plantas,
se lleva la Naturaleza con ella.
El cerdo tiene suerte y viene a casa, tiene su propio establo.
Pero ella vuelve- la Naturaleza – con todo su fuerza.
Trae borrascas, marejadas, trae calor y frio.
Recupera lo que se le robó.  Pero el mundo es ciego,
no oye, sin sentimiento,
no comprende. Sigue adelante, apesta, ensucia, desmiente.
Sigue adelante hasta el final, hasta la muerte.
El cerdo está en el establo, devora, gruñe y vive.
Y quien tiene cerdo, tiene suerte – sobrevivirá la muerte de nuestro mundo.

Mundo de los muertos
Mundos muertos

Copyright © 2007-2012 Restaurante Bamira, alle Rechte vorbehalten. Haftungshinweis | nach oben ...